domingo, 30 de agosto de 2009

Festival Hard Rock Calling

Esta entrada debería llevar escrita dos meses ya que va a hablar sobre el festival Hard Rock Calling que se celebró en el Hyde Park de Londres los días 26, 27 y 28 de junio. Sin embargo la he ido retrasando; unas veces por trabajo, otras por viajes y otras por simple pereza... he estado a punto de dejarlo y de no escribir nada pero al final he pensado que más vale tarde que nunca así que allá vamos.

La historia de este concierto había empezado para mi meses antes, en enero si no recuerdo mal, cuando vi que la recien anunciada gira de Bruce Springsteen & the E Street Band incluía un concierto para cerrar el festival. Hacía tiempo había visto imagenes de conciertos en Hyde Park y me habían parecido espectaculares así que la perspectiva de ver allí a Bruce me atraía bastante e inmediatamente desplegué mis dotes de persuasión para intentar convencer a algunos amigos para que nos amimaramos a ir... terminé convenciendo a los de siempre, claro; el indisoluble "cuarteto".

Una vez tomada la decisión acometimos la compra de entradas... esta vez la cosa fue bastante fácil y las compramos dos días antes de la fecha de venta oficial aprovechando una preventa especial para clientes de la compañía telefónica O2 que por algún motivo quedó abierta a todo el mundo.

Con las entradas en la mano -literalmente puesto que uno se las imprimía en casa- el siguiente paso es visitar la web de Ryanair para reservar un vuelo lo más barato posible... también resultó una tarea fácil ya que estabamos comprando en febrero unos billetes para finales de junio. La verdad es que a veces las prisas no son buenas y esta fue una de esas veces ya que compramos los billetes para el propio día del concierto final antes de saber quienes tocarían en el festival los días anteriores lo que hizo que no tuvieramos opción de ver a Neil Young el sábado y a The Killers el viernes... otra vez será.

El cartel del domingo lo formaban, además de Bruce: Beavour-Free, The Gaslight Anthem, James Morrison y Dave Matthews Band... y debo reconocer que no había oído hablar de ninguno de ellos pero eso era lo de menos ya que había tiempo de sobra para escuchar cosas suyas antes de verlos en directo...

Eso hice y The Gaslight Anthem me cautivaron desde el primer momento... pero eso ya lo sabéis porque les dediqué una entrada en el mes de marzo. Del resto me gustaron cosas sueltas pero en general no me produjeron ningún feeling especial.

Bueno, basta de preambulos, saltamos en el tiempo al día del concierto... el avión llega puntual pero el traslado desde el aeropuerto de Stasnted hasta Hyde Park nos llevó más tiempo del previsto con lo que nos perdimos la primera actuación y llegamos a mitad de la de los Gaslight Anthem, justo durante la canción en la que invitaron a Bruce a cantar con ellos: The '59 Sound, cuyo vídeo incluyo a continuación:



Pese a nuestra entrada apresurada disfruté muchísimo de las canciones de esta banda cuyo directo me sonó incluso mejor de lo que esperaba, rock muy muy solido, lleno de energía y de ganas.

El siguiente en subir al escenario fue James Morrison, cuyo pop al estilo James Blunt no me desagradó pero me terminó resultando aburrido. No fue un mal concierto y de hecho tiene algunas canciones a muy buen nivel pero el conjunto se me hizo algo tedioso; no sabría precisar si las canciones son demasiado largas o demasiado similares entre si.

Llegó el turno de Dave Matthews Band... dicen que son muy buenos pero a mi no me gustaron nada; tienen un sonido demasiado "étnico" para mi gusto y no me llegó en ningún momento. Entre eso y las ganas de que empezara el plato fuerte de la jornada debo confesar que estaba deseando que terminara su actuación.

Y finalmente llegó la hora de la verdad, el momento por el que realmente estabamos en Londres: Bruce Springsteen & the E Street Band que salieron puntuales al escenario con sorpresa incluida; una versión demoledora de ese himno punk de The Clash llamado London Calling:



Me encantó que empezaran con este tema, fue un momento aun más especial ya que estabamos detrás de un chico que tenía una camiseta de The Clash en cuya parte trasera estaba la letra de la canción. Sin embargo me decepcionó la calidad del sonido, bastante peor que el del resto de las bandas y que se puede calificar de malo sin paliativos... afortunadamente fue mejorando a medida que el concierto avanzaba pero no terminó de ser bueno del todo.

Tampoco estaba en su punto la voz del propio Bruce, de hecho sonaba algo cansada y en determinados momentos se veía que le faltaba fuerza. Es posible que el tocar dos días seguidos (el día anterior había tocado en otro festival; el de Glastonbury) le hubiera pasado factura o tal vez estuviera algo resfriado.

Otro inconveniente más, el último, era que el escenario no era el de la gira de Bruce sino el propio del festival, mucho más alto y lejano de la primera fila lo que obligó a instalar unas escaleras más altas de lo normal que obligaron a Bruce a hacer un esfuerzo extra en sus subidas y bajadas. De hecho durante Born to run llegó a tropezar y casi caer al subir... la escena la resolvió muy dignamente tirandose al suelo a propósito con lo que pareció que todo estaba preparado de antemano.

A pesar de todos los inconvenientes un concierto de Bruce nunca puede ser malo y este no lo fue en absoluto. La elección de temas estaba claramente enfocada a un público "festivalero" pero incluía auténticas joyas de entre las cuales, tal como dije en su momento en twitter, destacó claramente Racing in the Street, una versión absolutamente gloriosa, la mejor que he escuchado en directo, con una introducción al piano simplemente increible.

También fue sobresaliente la versión de Jungleland, ese clásico que es pura épica, cuyo vídeo acompaño a continuación, procedente, al igual que los demás, de un programa especial sobre el festival emitido en televisión y subidos a YouTube por el usuario bruchee a cuyo canal os recomiendo una visita.



El setlist del concierto lo podéis ver en la web oficial. Además recomiendo las crónicas del de Si la tocas otra vez y Point Blank.

A modo de resumen yo diré que el balance, tanto del festival como del concierto de Bruce, fue positivo aunque personalmente prefiero ver a este último en un concierto en solitario a verlo dentro de un concierto compartido.

1 comentario:

  1. Estoy contigo... pero si ha que volver... volvemos, eh??
    jijiji

    Bss

    ResponderEliminar